El tratamiento de esta condición depende de lo que está provocando los episodios. Si se debe a factores de la temperatura ambiental o al exceso de deporte, puedes abrigarte hasta que desaparezcan los síntomas. Así ayudarás a recuperar la temperatura media del cuerpo sin ayuda de este mecanismo.

Ya hemos estipulado que si sospechas que un fármaco es la fuente de origen lo mejor que puedes hacer es consultarlo con el especialista. Normalmente este encontrará un medicamento alternativo, lo que te permitirá tratar la condición subyacente sin tener que lidiar con esos episodios molestos.

Para los demás casos debes buscar asistencia médica para descartar cualquier tipo de afección. El que no haya fiebre de por medio no implica que sea un proceso benigno, de manera que no dudes en asistir al especialista cuanto antes. Hazlo en especial si los síntomas son repetitivos y no los puedes explicar por los ejemplos dados.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.