El tratamiento dependerá de la causa. Por lo general, involucra medicamentos antiinflamatorios, cremas o geles para disminuir la inflamación local y, en caso de que el dolor no mejore, la infiltración con corticoides. Además, se acompaña de rehabilitación física y hasta inmovilización momentánea.

El dolor detrás de la rodilla suele ser de origen muscular o tendinoso y está asociado al esfuerzo físico intenso. Se debe acudir al médico siempre que el síntoma no mejore o sea tan intenso, que impida las actividades diarias.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.