Los diferentes tipos de medicamentos empleados en el tratamiento y control de las alergias o antialérgicos buscan contrarrestar los mecanismos responsables de la misma. Estos fármacos pretenden minimizar la reacción de hipersensibilidad y por consiguiente las manifestaciones clínicas.

Los antialérgicos están disponibles en varias presentaciones para su administración oral, inhalatoria, tópica, oftálmica y endovenosa. El fármaco, la dosis y el tiempo de uso dependerán de la gravedad de la sintomatología y la respuesta del cuerpo al tratamiento.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.