Las mujeres pueden llevar a cabo varios cambios en su estilo de vida para reducir el riesgo de enfermedad del corazón, incluyendo:

  • Dejar o no comenzar a fumar.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Mantener un peso saludable.
  • Comer una dieta saludable que incluya granos enteros, una variedad de frutas y verduras, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y carnes magras. Evitar las grasas saturadas o trans, azúcares añadidas y grandes cantidades de sal.

Las mujeres también necesitan tomar medicamentos prescritos de forma adecuada, como medicamentos para la presión arterial, anticoagulantes y aspirina. De igual forma, necesitan manejar de mejor manera otros trastornos que son factores de riesgo de enfermedad del corazón, como presión arterial alta, colesterol alto y diabetes.

Ejercicio para reducir el riesgo de enfermedades del corazón en mujeres

En general, todos deberían hacer ejercicio moderado, como caminar a paso rápido casi todos los días de la semana. El Department of Health and Human Services recomienda 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada, 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana o una combinación de ambas. Eso es alrededor de 30 minutos al día, cinco días a la semana.

Para obtener aún más beneficios para la salud, intenta realizar 300 minutos de actividad aeróbica moderada o 150 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana. Eso es alrededor de 60 minutos al día, cinco días a la semana. Además, trata de realizar ejercicios de fuerza muscular dos o más días a la semana.

Si no puedes completar todo tu ejercicio en una sesión, trata de dividir tu actividad física en varias sesiones de 10 minutos durante un día. Aún así, obtendrás los mismos beneficios para la salud del corazón.

Entrenamiento por intervalos — en el que alternas series cortas de actividad intensa con intervalos de actividad más ligera — es otra alternativa de ejercicio que puedes probar. Por ejemplo, puedes incorporar series cortas de trote o caminata rápida en tus paseos regulares. El entrenamiento por intervalos puede ayudarte a quemar más calorías que el ejercicio continuo y puede ayudarte a mantener un peso y un corazón saludables.

Puedes realizar otros pequeños cambios para aumentar tu actividad física a lo largo del día. Por ejemplo, usa las escaleras en vez del elevador, camina o anda en bicicleta para ir al trabajo o a hacer mandados, o haz abdominales o lagartijas mientras ves la televisión.

Tomar aspirina para prevenir enfermedad del corazón en las mujeres

Las guías de la American Heart Association (AHA) exhortan a las mujeres a ser más agresivas en cuanto a reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular. En algunas mujeres, esto incluye tomar una aspirina diaria. Sin embargo, no se recomienda el uso rutinario del tratamiento con aspirina diario para prevenir enfermedad del corazón en las mujeres con bajo riesgo menores de 65 años de edad.

Es probable que los médicos recomienden a las mujeres mayores de 65 años tomar una aspirina diaria de 81 miligramos para ayudar a prevenir enfermedad del corazón si su presión arterial está controlada y el riesgo de hemorragia digestiva es bajo. El uso de aspirina también puede considerarse para las mujeres en situación de riesgo menores de 65 años para la prevención de accidente cerebrovascular.

Sin embargo, no comiences a tomar aspirina por tu cuenta para prevenir enfermedad del corazón. Platica con tu médico sobre los riesgos y beneficios de tomar aspirina con base en tu factor de riesgo individual.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.