La calcitonina es una hormona producida en la tiroides la cual tiene como función disminuir la concentración de calcio en la sangre, disminuir la absorción de calcio por los intestinos e impedir la actividad de los osteoclastos.

De esta forma, la calcitonina es muy importante para el mantenimiento de la salud de los huesos, por lo que existen medicamentos con esta hormona en su composición, que se utilizan en enfermedades como la osteoporosis, la enfermedad de Paget o el síndrome de Sudeck, por ejemplo.

Principales funciones

Los medicamentos con calcitonina se utilizan para tratar enfermedades como:

  • Osteoporosis o dolor óseo asociado, en el que los huesos son muy delgados y débiles;
  • Enfermedad ósea de Paget, que es una enfermedad lenta y progresiva que puede causar cambios en el tamaño y la forma de ciertos huesos;
  • Hipercalcemia, que se caracteriza por un valor muy elevado de calcio en la sangre;
  • Distrofia sintomática refleja, que es una enfermedad que causa dolor y cambios en el hueso, puede involucrar la pérdida de hueso local.

La calcitonina tiene como función la regulación de los niveles de calcio en la sangre, por lo que se utiliza para revertir la pérdida ósea. Además, se cree que esta hormona también está involucrada en la formación de los huesos.

Cuándo no debe usarse la calcitonina

Generalmente, la calcitonina usada en los medicamentos es la calcitonina de salmón, y por eso está contraindicada en personas con alergia a esta sustancia o a cualquier otro componente de la fórmula.

Además, tampoco se recomienda en embarazadas, mujeres que estén lactando y en menores de 18 años.

Cómo usar

La dosis recomendada de calcitonina depende del problema a tratar:

  • Osteoporosis: la dosis recomendada es de 50 UI al día o 100 UI al día o cada dos días, por inyección subcutánea o intramuscular;
  • Dolor óseo: la dosis recomendada es de 100 a 200 UI al día por infusión intravenosa lenta en solución salina fisiológica o por inyección subcutánea o intramuscular, en dosis divididas, distribuidas a lo largo del día, hasta obtener una respuesta satisfactoria;
  • Enfermedad de Paget: la dosis recomendada es de 100 UI al día o cada dos días, por inyección subcutánea o intramuscular;
  • Tratamiento de emergencia de crisis hipercalcémica: la dosis recomendada es de 5 a 10 UI por kilogramo de peso corporal al día, por infusión intravenosa, durante al menos 6 horas o por inyección intravenosa lenta en 2 a 4 dosis divididas a lo largo del día;
  • Tratamiento prolongado de hipercalcemia crónica: la dosis recomendada es de 5 a 10 UI por kilogramo de peso corporal al día, por inyección subcutánea o intramuscular, en dosis única o en dos dosis divididas.
  • Distrofia sintomática refleja: La dosis recomendada es de 100 UI, por día por inyección subcutánea o intramuscular por 2 a 4 semanas.

Corresponde al médico determinar por cuánto tiempo debe continuarse el tratamiento.

Posibles efectos secundarios

Los efectos adversos más comunes que pueden ocurrir con el uso de calcitonina son mareos, dolor de cabeza, cambios en el paladar, enrojecimiento de la cara o del cuello, náuseas, diarrea, dolor abdominal, dolor en los huesos o en las articulaciones y cansancio.

Además, aunque con menos frecuencia también pueden ocurrir trastornos en la vista, presión arterial alta, vómitos, dolor en los músculos, huesos o articulaciones, síntomas de gripe e hinchazón de los brazos o piernas.

Referencia: Tua Saúde

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.