Los medicamentos usados en el tratamiento del hipertiroidismo son llamados antitiroideos, pues son los responsables por inhibir la producción de las hormonas de la tiroides. Algunos de ellos son: 

  • Propiltiouracilo (Tirostat, PTU)
  • Metimazol o Tiamazol (Tapazol, Tiarotec, Ganglioside, Metlina, Tapel-10, Thyrozol)

Estos medicamentos tienen una acción antitiroidea y son responsables por inhibir la producción de las hormonas de la tiroides. La dosis del medicamento puede ser reducida de forma gradual a medida que los valores se van normalizando. En alternativa, las altas dosis pueden ser administradas en combinación con levotiroxina, con el objetivo de evitar el hipotiroidismo inducido por medicamentos. 

El médico puede también recetar un beta bloqueador, como el propanolol o el atenolol, para controlar los síntomas adrenérgicos, especialmente en las etapas iniciales, mientras los antitiroideos no hacen efecto.

En ciertos casos, el uso de medicamentos puede no ser suficiente para tratar el hipertiroidismo, pudiendo ser indicado por el médico terapias como yodo radiactivo o, incluso, cirugía de la tiroides.

Referencia: Tua Saúde

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.