Es habitual que cuando una persona tiene algún tipo de dolencia le surjan decenas de dudas en relación a qué medicamento es el adecuado para el dolor que sufre. Desde Hogarmania te explicamos cuáles son las diferencias que existen entre cuatro de los fármacos más conocidos que hay actualmente y en qué casos debes recurrir a cada uno de ellos.

Paracetamol

Es analgésico y antipirético. Es un medicamento que no solo ayuda a aliviar el dolor, sino que también reduce la fiebre. Sin efecto antiinflamatorio, es importante tener en cuenta que su ingesta no daña el estómago, lo que permite consumirlo en cualquier momento del día sin necesidad de hacerlo después de la comida. Sin embargo, su consumo excesivo aumenta el riesgo de toxicidad en el hígado.

Dolor de cabeza
Dolor dental
Dolor menstrual
Malestar asociado a proceso gripal
Cualquier dolor que no tenga inflamación
Cuadros de gripe y resfriado que terminen en fiebre

Ibuprofeno

Es analgésico y antiinflamatorio. Es un fármaco que forma parte del grupo de medicamentos que se conocen como Antiinflamatorios No Esteroideos (AINE), es decir, que no están derivados de la cortisona. Además, disminuye la fiebre por su efecto antipirético. Se aconseja su uso cuando hay una inflamación asociada a la dolencia.

A diferencia del paracetamol, el ibuprofeno hay que tomarlo después de las comidas, ya que tiene como efecto secundario la irritación de la mucosa del estómago.

Dolor de cabeza
Dolor dental
Dolor de oídos
Golpe o contusión
Esguince
Dolor muscular o articular
Proceso febril

Metamizol (Nolotil®)

Es un medicamento que tiene como principal activo el metamizol, fármaco para tratar el dolor y la fiebre. Tiene efecto analgésico, antipirético y espasmolítico, este último se utiliza para cuando el dolor es causado por la contracción de la musculatura de ciertos órganos, como puede ser el caso de los conductos biriales e intestino. A pesar de que el nolotil®, al igual que el paracetamol, no dañe al estómago, es importante destacar que su consumo requiere de prescripción médica.

Dolor postoperatorio
Dolor postraumático
Dolor de tipo cólico
Proceso febril cuando otros tratamientos no han resultado

Ácido Acetilsalicílico (Aspirina®)

Fármaco analgésico, antiinflamatorio y antipirético. Un medicamento que ayuda a disminuir la agregación plaquetaria y, como consecuencia de ello, disminuye la aparición de trombos. Uno de los medicamentos más antiguos que tiene un efecto prolongado pero lento. Dado que su ingesta puede favorecer la aparición de hemorragias, es aconsejable prestar especial atención al prospecto y tener cuidado con su consumo.

Dolor de cabeza
Dolor dental
Dolor menstrual
Dolor muscular
Dolor articular
Lumbalgia
Fiebre

Referencia: hogarmania.com

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.