1. Ser mujer mayor de 65 años

En España se estima que alrededor de 1.400.000 personas mayores de 50 años la padecen (13% de las mujeres y 4% de los hombres). Afecta a casi el 50% de las personas mayores de 70 años.

2. Menopausia precoz

Antes de los 45 años. La pérdida ósea en la menopausia se duplica por la disminución de estrógenos que activan las células formadoras del hueso (osteoblastos) y frenan el efecto de las células que lo consumen (osteoclastos). La osteoporosis puede afectar al 30-40% de las mujeres después de la menopausia.

3. Déficit de calcio y vitamina D

Para prevenir la pérdida ósea hay que alimentar los huesos y seguir una dieta rica en calcio y vitamina D, sobre todo durante el embarazo y lactancia. El déficit puede venir de una mala alimentación, fármacos, pérdida de apetito o problemas de absorción de alimentos derivados de la edad. Puedes tomar comprimidos de calcio y suplementos farmacológicos de vitamina D para complementar la dieta en caso necesario. Además, para conseguir el aporte necesario de vitamina D conviene tomar baños de luz natural, sobre todo, en primavera-otoño-invierno.

4. Tabaco y alcohol

Evita el consumo de tabaco y el exceso de alcohol para prevenir la osteoporosis.

5. Vida sedentaria

Haz ejercicio físico de forma regular, mínimo 30 minutos tres veces por semana (andar a paso ligero, correr, bailar, deportes de raqueta, usar aparatos de gimnasio…). Se ha demostrado que los jóvenes que practican ejercicio físico consiguen un pico de masa ósea más elevado y las personas que lo practican habitualmente mejorar la coordinación muscular y reducen el riesgo de caídas.

Referencia:

https://www.hogarmania.com/

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.