“La cúrcuma (turmeric) tiene compuestos antiinflamatorios naturales llamados curcuminoides, a los cuales se les ha atribuido efectos positivos sobre varias enfermedades”, comenta Anya Guy, dietista de Mayo Clinic. Entre esas enfermedades están la diabetes tipo 2, la obesidad, la enfermedad inflamatoria del intestinoy el cáncer.

“Pese a que la cúrcuma tenga propiedades antiinflamatorias, si le diagnostican una enfermedad como cáncer o diabetes, hable con el proveedor de atención médica antes de tomar el suplemento”, explica Guy.

La cúrcuma puede ingerirse en polvo o en mezclas de tipo curry o chutney. “Personalmente, la recomiendo más en polvo o en su forma natural y procurar ingerirla con comida para mejor absorción”, añade Guy.

Si se pregunta cuánto puede tomar diariamente sin peligro, Guy dice lo siguiente: “La cúrcuma no se considera peligrosa en dosis de hasta 8 gramos diarios”.

Autor/Referencia: Natalie Halpern/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.