Cuando se realiza un ensayo clínico para probar la eficacia de un medicamento, la mayoría de las veces se utilizan dos grupos de personas. Un grupo recibe el medicamento real, y el otro un placebo. El placebo es una sustancia sin propiedades farmacológicas, es decir, sin efectos reales.

Se hace así para comprobar cuáles son las consecuencias reales del fármaco. Este proceso se realiza sin que el paciente sepa lo que está tomando. De ahí surge el llamado efecto placebo: un paciente comienza a presentar beneficios solo por las expectativas que tiene de ese tratamiento.

No obstante, también puede suceder lo contrario. En algunas ocasiones, los pacientes que están recibiendo el placebo comienzan a expresar los posibles efectos secundarios del tratamiento, a pesar de que no estén tomando ningún fármaco activo. Esto es el efecto nocebo.

Es decir, el efecto nocebo consiste en que alguien sufre los efectos negativos de una terapia solo por las expectativas que tenía. Estos efectos no son provocados por ningún principio activo, sino que son psicogénicos. Quiere decir que han sido inducidos por el cerebro.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.