Por más duro que sea, el duelo tiene un propósito importante. Le ayuda a reconocer que tuvo una pérdida y que deberá adaptarse.

Para afrontar el duelo, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Preste atención a lo que siente. Nombre lo que perdió a causa de la pandemia. Tal vez le sea útil escribirlo en un diario. Permítase estar triste o llorar.
  • Piense en sus fortalezas y capacidades de afrontar situaciones difíciles. ¿Cómo pueden ayudarle a seguir adelante? Piense en otras transiciones difíciles por las que pasó, como un divorcio o un cambio de trabajo. ¿Qué le ayudó a recuperarse?
  • Manténgase conectado. No deje que el distanciamiento social le impida obtener el apoyo que necesita. Manténgase en contacto con familiares y amigos que sean positivos y puedan brindarle apoyo mediante llamadas telefónicas, mensajes de texto, videollamadas y redes sociales. Póngase en contacto con personas que estén en la misma situación. También puede encontrar apoyo emocional en las mascotas.
  • Adapte su rutina. De este modo, podrá mantener una sensación de orden y propósito a pesar de todo lo que puede haber cambiado. Además del trabajo y el aprendizaje en línea, incluya actividades que le ayuden a sobrellevar la situación, como hacer ejercicio, practicar su religión o tener un pasatiempo. Mantenga un horario de sueño regular e intente llevar una alimentación saludable.
  • Limite las noticias. Si pasa demasiado tiempo leyendo o escuchando noticias sobre la pandemia de la COVID-19, se concentrará en las pérdidas y aumentará el nivel de ansiedad.
  • Recuerde el camino. Si perdió el trabajo, no deje que la manera en que terminó defina toda su experiencia. Piense en los buenos recuerdos y observe el panorama completo.

A medida que se adapta a una nueva realidad y se enfoca en las cosas que sí puede controlar, es probable que el sentimiento de duelo disminuya.

Si le cuesta afrontar el duelo por los cambios a causa de la pandemia, considere pedir ayuda a un profesional de la salud mental.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.