Técnica de lavado de manos

Los 8 pasos más importantes que debe respetar para lavarse las manos incluyen:

  1. Colocar jabón y agua limpia en las manos;
  2. Frotar la palma de cada mano;
  3. Frotar la punta de los dedos en la palma de la otra mano;
  4. Frotar entre los dedos de cada mano;
  5. Frotar el pulgar de cada mano, haciendo movimientos rotativos;
  6. Lavar el dorso de cada mano;
  7. Lavar las muñecas de ambas manos;
  8. Secar con una toalla limpia o con un papel desechable.

En total, el proceso de lavado de manos debe durar al menos 20 segundos, ya que este es el tiempo necesario para garantizar que se laven todos los espacios de las manos.

Un buen consejo al final de lavarse las manos, es utilizar le pedazo de papel desechable, que fue usado para secarse las manos, para cerrar el grifo de agua, evitando así entrar en contacto nuevamente con las bacterias que se quedaron allí cuando se abrió el grifo.

Qué tipo de jabón se debe usar

El jabón más indicado para lavar la manos a diario, tanto en casa como en la escuela o en el trabajo es el jabón común. Los jabones antibacterianos son utilizados en clínicas y hospitales o cuando se te esté cuidando a alguna personas que posea una herida infectada, en que existe una gran cantidad de bacterias. 

El alcohol en gel y las sustancias desinfectantes no son las mejores opciones para desinfectar las manos en el día a día, pudiendo ser más útil cuando se tiene un pequeño recipiente de gel antiséptico o alcohol en gel dentro de la cartera o mochila para limpiar el inodoro que usa en el colegio o en el trabajo, antes de sentarse, por ejemplo.

Cuándo se debe lavar las manos

Se debe lavar las manos como mínimo 3 veces al día, pero también es necesario lavarse siempre después de utilizar el baño o antes de comer, de esta forma se evitan enfermedades como la gastroenteritis, que son causadas por virus que se transmiten fácilmente de una persona a otra, a través del contacto oro-fecal.

Por lo que para protegerse y proteger a los otros, es importante lavarse las manos en las situaciones a continuación:

  • Después de estornudar, toser o tocarse la nariz;
  • Al preparar alimentos crudos como ensalada o sushi;
  • Después de tocar animales o en sus heces;
  • Después de tocar la basura;
  • Antes y después de cambiar el pañal del bebé o de una persona encamada;
  • Antes y después de visitar una persona enferma;
  • Antes y después de acudir a un hospital;
  • Antes y después de tocar en heridas y;
  • Siempre que las manos estén aparentemente sucias.

Referencia: Tua Saúde

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.