Según una revisión realizada en los Estados Unidos, la vitamina D es capaz de proteger contra diversos virus a través de 3 mecanismos diferentes:

Creación de una barrera física: la vitamina ayuda a mantener la unión entre las células, creando una barrera que dificulta la entrada de varios tipos de virus en el organismo;

Aumento de la inmunidad natural de las células: la vitamina D aumenta la acción de los péptidos antimicrobianos, que son sustancias que están presentes en el interior de las células y que eliminan diferentes bacterias, virus y hongos;

Disminución de la inflamación del cuerpo: la vitamina D es capaz de reducir la producción excesiva de citocinas proinflamatorias, que son sustancias que estimulan la inflamación en el cuerpo y dificultan el trabajo del sistema inmunitario.

Debido a estos mecanismos, es posible que la vitamina D, cuando está en dosis ideales, sea capaz de proteger contra el nuevo coronavirus o al menos reducir su carga viral, disminuyendo la gravedad de la infección y previniendo la aparición de complicaciones graves, como la neumonía.

Además, los niveles de vitamina D tienden a disminuir con la edad, siendo menor en ancianos, que son el principal grupo de riesgo para la aparición de complicaciones relacionadas al COVID-19.

Referencia: Tua Saúde

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.