La metformina no es un medicamento para curar la diabetes tipo 2, sino para tratar sus síntomas. Su acción básica es la de reducir el azúcar en la sangre de manera eficaz.

Esto se logra a través de 3 mecanismos:

1. Disminuye la producción de glucosa por parte del hígado.
2. Reduce la absorción de glucosa por parte del intestino. Esto retrasa la llegada del azúcar al torrente sanguíneo.
3. Incrementa la sensibilidad y recepción de las células del cuerpo a la insulina. Esto permite que la glucosa se aproveche mejor como fuente de energía.

Además, la metformina ayuda con otros aspectos asociados a la diabetes tipo 2, como los siguientes:

– Reduce el apetito. Esto favorece la pérdida moderada de peso.
– Aumenta el colesterol buenoo HDL.
– Reduce el colesterol malo o LDL.
– Contribuye a que disminuya el nivel de triglicéridos en la sangre.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.