Tener un plan para evitar los factores desencadenantes de su alergia puede ayudarle a sentirse bien y vivir una vida activa. El polen, el polvo y el moho son algunos de los factores desencadenantes más difíciles de evitar ya que se encuentran en todas partes y en general, todos juntos.

Empiece temprano, termine tarde
 
Empiece a tomar los remedios para la alergia antes de que aparezcan los síntomas. Si usted tiene alergias en primavera, cuando se registra un alto conteo de polen, empiece a tomar el remedio un mes antes y siga tomándolo hasta que finalice la estación de la alergia, por lo general, en julio.

Mantenga los agentes externos fuera de su casa
Mantenga cerradas las puertas y las ventanas de su auto y de su casa, y use el aire acondicionado en lugar ventiladores o enfriadores evaporativos.

Lávese bien luego de haber estado al aire libre, especialmente la cara y las manos. También es recomendable lavarse el cabello, cambiarse la ropa y enjuagarse las fosas nasales con un aerosol nasal salino.

No cuelgue ropa para secar al aire libre.

Elimine sus alergias

A pesar de que haga su mejor esfuerzo, el polen y el moho pueden seguirlo a usted o a su mascota hasta adentro de su casa, y el polvo, el moho y el pelo de los animales quizás ya estén adentro. Simples opciones de limpieza o decoración pueden ayudarle a reducir la exposición a los alérgenos:

Elija muebles que no acumulen alérgenos. Elimine alfombras, cortinas y otros objetos que acumulen polvo, ácaros del polvo, polen, moho y pelo de animales. Considere la posibilidad de envolver el colchón y las almohadas en fundas especiales que no permitan el ingreso de polvo y ácaros del polvo. Evite las mantas de lana o plumón y las almohadas de plumas. Si necesita usar plumón, utilice mantas de alta calidad, que se encuentran disponibles en la mayoría de las tiendas de ropa de cama.

Mantenga limpia su casa, especialmente su habitación. Todas las semanas aspire las alfombras y las superficies tapizadas, y lave su ropa de cama con agua caliente. Limpie con frecuencia las superficies del baño y la cocina con un limpiador comercial que contenga cloro o blanqueador para reducir el crecimiento de moho.

Evite los productos de limpieza que contengan ingredientes irritantes, como desodorantes y perfumes.

Mantenga su casa bien ventilada y seca. Considere la posibilidad de utilizar un deshumidificador los días húmedos.
Bañe a sus mascotas cada 2 semanas. También puede ser útil mantenerlas fuera de su casa o, al menos, fuera de su habitación.

Reduzca sus riesgos
 
El tabaquismo o el estar expuesto al humo del tabaco puede empeorar las alergias. Si fuma, solicite herramientas, consejos e información que puedan ayudarle a dejar de fumar.

Referencia: William Crawford, MD/© Kaiser Permanente

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.