La coherencia cardiaca se puede entender de dos maneras. Por un lado, se denomina así a un estado fisiológico en el que el ritmo cardiaco es armónico y regular. Si se mira esto en una gráfica, se observa que el movimiento forma un patrón ordenado y regular.

De otro lado, también se aplica el concepto a una técnica para alcanzar un ritmo cardiaco regular y armónico. Esta fue desarrollada por el Instituto HeartMath de California y su objetivo es reducir la frecuencia cardiaca e inducir un estado de calma mental.

Los estados de estrés y nerviosismo hacen que se acelere el ritmo del corazón. A su vez, la aceleración incrementa las emociones negativas. La técnica de la coherencia cardiaca pretende que el corazón vuelva a tener un patrón armónico.

Los beneficios de la coherencia cardiaca son múltiples y relevantes. Esta sencilla práctica cuenta con el potencial para incidir de manera positiva en las emociones.

Reducción del estrés y la fatiga
El estrés no solo afecta el estado de ánimo y entorpece el desempeño, sino que también está asociado con múltiples problemas de salud. Genera fatiga, contribuye a que haya menos riego vascular e incluso degenera los músculos. Alcanzar o recuperar la coherencia cardiaca hace que disminuya el cortisol.

Gestión emocional acertada
Cuando se consigue armonizar el corazón y el cerebro, se activa el sistema parasimpático. El resultado es una mayor segregación de neurotransmisores que inducen a la serenidad. De este modo, el miedo o la ira pierden intensidad.

Mejoramiento de actividades cognitivas
La coherencia cardiaca haría que el cerebro funcione de una manera mucho más eficiente. Una mente serena permite que haya más concentración, el pensamiento fluya mejor y las ideas se procesen de una forma más acertada. Por lo tanto, toda la actividad cognitiva se ve favorecida.

Mayor calidad de sueño
El estado de relajación hace que el sueño se concilie con más facilidad. En consecuencia, es una vía para combatir el insomnio. Así mismo, la coherencia cardiaca contribuye a que el descanso sea más profundo y el sueño más reparador.

Fortalecimiento del sistema inmunitario
El estrés es uno de los grandes enemigos del sistema inmunitario. A la vez, un organismo en calma fortalece las funciones de defensa. La coherencia cardiaca podría incrementar los niveles de inmunoglobulinas A.

Más compasión y empatía
El funcionamiento armónico del corazón favorece la producción de hormonas como la oxitocina y la vasopresina. A su vez, la práctica de la compasión y de la empatía facilitan la coherencia cardiaca.

Decisiones más acertadas
Una mente en calma es la base esencial para tomar buenas decisiones. Al mismo tiempo, las decisiones acertadas dan lugar a acciones más inteligentes.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.