El principal beneficio de los selladores dentales es la prevención de las caries. Como te contamos, el relleno de los defectos oclusales de las piezas dentarias con estos materiales evita que las bacterias y sus ácidos se acumulen y se desarrolle la enfermedad.

Las caries son la desmineralización de los tejidos duros de los elementos dentarios como consecuencia de la acción de los ácidos que producen las bacterias de la boca al fermentar los hidratos de carbono de la dieta. Por este motivo, es fundamental la eliminación de la placa bacteriana para evitar su desarrollo.

Los selladores dentales, al rellenar las zonas rugosas y retentivas de las piezas dentarias, cambian la anatomía de la superficie oclusal. De esta manera, los restos de alimentos y las bacterias ya no se acumulan y la limpieza con el cepillado es mucho más fácil y efectiva.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los selladores dentales protegen contra el 80 % de las caries durante 2 años. Y continúan haciéndolo contra el 50 % de esta enfermedad hasta por 4 años.

Los sellantes se utilizan de manera preventiva en pacientes sanos, sobre todo en el momento en que los elementos permanentes erupcionan. La propia anatomía y la falta de desgaste por el poco uso de las nuevas muelas hacen que sus superficies sean más susceptibles de padecer caries.

Los odontólogos también considerarán usar selladores dentales en pacientes con un alto riesgo de caries. Para determinar la necesidad de este procedimiento preventivo, el profesional evaluará la historia clínica, los hábitos y las condiciones bucales del paciente.

Asimismo, esta técnica puede ser de utilidad en aquellos casos en los que la caries está comenzando. En el estadio inicial de la enfermedad, cuando aún no hay pérdida de tejido dentario, los selladores dentales se pueden usar como terapéutica.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.