Estimula la irrigación sanguínea
Al mover la grasa subcutánea, la terapia acelera la circulación, nutriendo e hidratando la dermis para tonificar y que luzca firme. El flujo de la sangre mejora la epidermis, la dermis y la hipodermis.

Desaparece la celulitis
La expulsión de la grasa por las heces, la orina o el sistema linfático corrigen el aspecto de la piel de naranja. Además, los masajes aplicados evitan que la piel ceda mientras se pierde la grasa.

Junto con una dieta equilibrada y un plan de ejercicios, el método de succión ayuda a bajar de peso en los muslos, el abdomen y los glúteos.

Estimula la elastina
Debido a la estimulación de los fibroblastos, que son células con mucha presencia en los tejidos, la vacum-dermo-movilización produce más colágeno y proteínas que dan elasticidad a la piel. Esto se traduce en menos arrugas en el mediano plazo.

No requiere hospitalización
Este es un tratamiento no invasivo, por lo tanto, el paciente no interrumpe su rutina y vuelve a casa el mismo día. Al no emplear anestesia, los riesgos de efectos secundarios se reducen al mínimo.

Resultados visibles desde la primera sesión
Aunque probablemente haga falta más de una cita, desde la primera notarás el cambio en la piel que ofrece la terapia de movilización de grasa. Para evaluar el avance y los resultados, en la primera cita el especialista toma un registro fotográfico y apunta las medidas corporales.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.