Los bajos niveles de androstenediona se traducen en la disminución de la concentración de las hormonas sexuales en ambos sexos. Este hecho retrasa la aparición de la pubertad en los niños. En este sentido, los mismos no desarrollarán las características sexuales secundarias correspondiente a su sexo.

La disminución de andros también tiene gran repercusión en los fetos, ya que los mismos suelen nacer con alteraciones en los genitales. Por su parte, la reducción de estrógenos y testosterona también puede afectar a las personas en edad adulta. Los hombres suelen presentar disminución de la libido, disfunción eréctil, menor número de espermatozoides, pérdida de masa muscular y aumento de grasa corporal.

Por fortuna, la deficiencia de androstenediona no afecta en gran medida a las mujeres. De hecho, los ovarios inician una disminución paulatina de la producción de andrógenos en los años previos a la menopausia.

Referencia: MejorconSalud

No lo olvide: pregunte siempre a su farmacéutico, él le informará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la salud y el medicamento.

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.