Medicamentos
Se utilizan diversos tipos de medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas, en función del tipo de tu trastorno de ansiedad y de si hay también otros problemas de salud mental o física. Por ejemplo:

  • Algunos antidepresivos también se utilizan para tratar los trastornos de ansiedad.
  • Un medicamento para la ansiedad llamado buspirona también se puede recetar.
  • En ciertas circunstancias, el médico puede recetarte un tipo de sedante llamado benzodiazepina que alivia los síntomas de ansiedad a corto plazo.

Habla con tu médico acerca de las ventajas, los riesgos y los posibles efectos secundarios de los medicamentos.

Estilo de vida y remedios caseros
Aunque la mayoría de las personas con trastornos de ansiedad necesitan de psicoterapia o medicamentos para controlar la ansiedad, implementar cambios en el estilo de vida también puede hacer diferencia. Por ejemplo, puedes hacer lo siguiente:

  • Permanecer activo físicamente. Desarrolla una rutina para estar activo físicamente la mayoría de los días de la semana. El ejercicio es un medio muy potente para reducir el estrés, que puede mejorar tu estado de ánimo y ayudarte a gozar de salud. Comienza despacio y aumenta gradualmente la cantidad y la intensidad de tus actividades.
  • Evitar el alcohol y las drogas recreativas. Estas sustancias pueden causar o empeorar la ansiedad. Si no puedes dejarlas por tu cuenta, consulta con tu médico o busca un grupo de apoyo para recibir ayuda.
  • Dejar de fumar y reducir o dejar de consumir bebidas con cafeína. Tanto la nicotina como la cafeína puede empeorar la ansiedad.
  • Aplicar técnicas de control del estrés y de relajación. Las técnicas de visualización, la meditación y el yoga son algunos ejemplos de las técnicas de relajación que pueden aliviar la ansiedad.
  • Hacer del sueño una prioridad. Haz lo que puedas para asegurarte de que duermes lo suficiente para sentirte descansado. Si no estás durmiendo bien, consulta con tu médico.
  • Comer alimentos saludables. Comer sano, o sea, centrarse en las verduras, las frutas, los cereales integrales y el pescado, puede relacionarse con menos ansiedad; aunque esto necesita más investigación.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.