Los investigadores continúan explorando los efectos del pensamiento positivo y del optimismo sobre la salud. Los beneficios para la salud del pensamiento positivo incluyen los siguientes:

  • Mayor tiempo de vida
  • Menores tasas de depresión
  • Menor nivel de sufrimiento
  • Mayor resistencia al resfriado común
  • Más bienestar psicológico y físico
  • Mejor salud cardiovascular y menor riesgo de morir a consecuencia de una enfermedad cardiovascular
  • Más capacidad de afrontar situaciones difíciles y momentos de estrés

No se sabe por qué la gente que piensa de forma positiva muestra esos beneficios sobre su salud. Una teoría es que tener una perspectiva positiva permite afrontar mejor las situaciones estresantes, lo cual reduce los efectos nocivos para la salud que el estrés causa en el cuerpo.

Se cree también que la gente positiva y optimista tiende a llevar estilos de vida más saludables, porque hace más actividad física, se alimenta sano y no fuma ni bebe alcohol en exceso.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.