La dieta para diabéticos implica comer los alimentos más sanos, en cantidades moderadas y cumplir con los horarios regulares de comida.

La dieta para diabéticos es un plan de alimentación saludable que, por naturaleza, contiene muchos nutrientes y bajo cantidad de grasa y calorías. Los puntos clave son las frutas, los vegetales y los cereales integrales. De hecho, la dieta para la diabetes es el mejor plan de alimentación para casi todas las personas.

Alimentos recomendados

Haz valer las calorías con estos alimentos nutritivos:

  • Carbohidratos sanos. Durante la digestión, los azúcares (carbohidratos simples) y almidones (carbohidratos complejos) se descomponen en glucosa sanguínea. Enfócate en los carbohidratos más sanos, como frutas, vegetales, cereales integrales, legumbres (frijoles, guisantes [arvejas, chícharos] y lentejas) y productos lácteos con bajo contenido de grasa.
  • Alimentos con alto contenido de fibra. La fibra alimentaria comprende todas las partes de las plantas que el cuerpo no puede digerir o absorber como alimento. La fibra regula la digestión del cuerpo y ayuda a controlar los niveles de la glucosa en la sangre. Entre los alimentos con alto contenido de fibra están los vegetales, las frutas, los frutos secos, las legumbres (frijoles, guisantes [arvejas, chícharos] y lentejas), la harina de trigo integral y el salvado.
  • Pescados saludables para el corazón. Come pescados saludables para el corazón al menos dos veces por semana. El pescado puede ser una buena alternativa a las carnes con alto contenido de grasa. Por ejemplo, el bacalao, el atún y el fletán tienen menos grasas totales, grasas saturadas y colesterol que las carnes rojas y las carnes de aves. Los pescados como el salmón, la caballa, el atún, las sardinas y la anchoa de banco tienen alto contenido de ácidos grasos omega-3, los cuales mejoran la salud cardíaca porque reducen las grasas presentes en la sangre y conocidas como triglicéridos.
    Evita comer pescado frito y pescados con altos niveles de mercurio, como blanquillo, pez espada y caballa real.
  • Grasas «buenas ». Los alimentos que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y entre ellos están los aguacates, las almendras, las nueces, las aceitunas y los aceites de canola, oliva y maní. Sin embargo, no exageres, ya que todas las grasas tienen alto contenido calórico.

Alimentos que deben evitarse

La diabetes aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidente cerebrovascular porque acelera la obstrucción y el endurecimiento de las arterias. Los siguientes alimentos pueden impedir que cumplas tu meta de seguir una dieta saludable para el corazón.

  • Grasas saturadas. Los productos lácteos con alto contenido de grasa y las proteínas de origen animal, como la carne de res, los perros calientes, la salchicha y el tocino, contienen grasas saturadas.
  • Grasas trans. Estos tipos de grasas se encuentran en los refrigerios procesados, los productos horneados de la bollería industrial, la manteca y la margarina en barra. Evita consumirlos.
  • Colesterol. Entre las fuentes de colesterol están los productos lácteos con alto contenido de grasa y las proteínas de origen animal con alto contenido de grasa, las yemas de huevo, el hígado y otras vísceras. Intenta no consumir más de 200 miligramos (mg) de colesterol al día.
  • Sodio. Intenta consumir menos de 2300 mg de sodio al día, aunque si también tienes hipertensión, deberías intentar consumir menos de 1500 mg de sodio por día.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.