• Aplicar una compresa fría. Humedece un paño con agua fría y aplícalo ejerciendo presión leve durante unos minutos sobre la piel debajo de los ojos y alrededor de estos, mientras estás sentado recto.
  • Reducir el consumo de líquidos antes de acostarse y la sal en la alimentación. Eso disminuirá la retención de líquidos, la cual puede derivan en bolsas debajo de los ojos.
  • No fumar. El tabaquismo puede empeorar el problema de las bolsas debajo de los ojos.
  • Dormir suficiente. Para la mayoría de los adultos, dormir entre siete y nueve horas es suficiente.
  • Dormir con la cabeza ligeramente elevada. Añadir otra almohada o levantar la cabecera del colchón puede ayudar, igual que elevar unos centímetros toda la cabecera de la cama. De esa manera, se evita la acumulación de líquido alrededor de los ojos al dormir. Los círculos de color oscuro que aparecen en los párpados inferiores debido a la retención de líquido, por lo general, desaparecen al levantarse.
  • Reducir los síntomas de alergia. Evita los alérgenos dentro de lo posible y haz la prueba con medicamentos antialérgicos de venta libre. Habla con el médico acerca de estrategias de prevención si presentas una reacción debajo del ojo cuando usas tinte para el cabello, jabones, productos cosméticos u otros alérgenos.
  • Utiliza cosméticos. Si deseas ocultar los círculos oscuros debajo de los ojos, intenta con maquillaje.

Autor/Referencia: Sharon Theimer/Mayo Clinic

Material diseñado con fines educativos. La información presentada en este material es tomada de las fuentes listadas en cada contenido y contiene recomendaciones generales que en ningún caso pretenden reemplazar la consulta médica. Estas recomendaciones deben ser discutidas y acordadas con su médico tratante.